Disfagia y Daño neurológico

disfagia y logopedia elche

«Suprimir el sufrimiento o aliviarlo (hasta un grado indeterminable teóricamente, que no se deje imponer límites) no es cosa del individuo que lo padece, sino sólo de la especie a la que sigue perteneciendo incluso cuando en su interior se emancipa de ella y queda acorralado objetivamente en la absoluta soledad de un objeto desamparado»

Theodor W. Adorno Dialéctica negativa

La nutrición es un proceso fisiológico compartido por todos los seres vivos, consistente en la asimilación de elementos (nutrientes) ajenos al mismo y que resultan indispensables para su supervivencia.

La alimentación es un fenómeno humano, que excede lo meramente fisiológico, del mismo modo que su finalidad supera la simple supervivencia orgánica. La alimentación, como fenómeno complejo, articula las formas más elaboradas de experiencia, prácticas conscientes y reflexionadas, e incluso conocimientos y saberes.

La alimentación es un fenómeno humano, que excede lo meramente fisiológico

El acto de comer está profundamente socializado. No podemos dejar de lado el papel que cumple la alimentación en nuestra vida personal y social. El placer que experimentamos al comer refleja el bienestar más elemental.

La deglución es el proceso que hace avanzar los alimentos, los líquidos y la saliva desde la boca hasta el estómago. Las personas que han sufrido un daño neurológico pueden experimentar alteraciones de este proceso. La alteración de la deglución puede tener consecuencias adversas: fatigabilidad, trastornos circulatorios debidos a malnutrición y, la más grave de todas, la inseguridad ligada al riesgo de falsas vías respiratorias, con todas las complicaciones que de ello se derivan, atragantamiento, neumonías y/o muerte por asfixia.

La disfagia es un síntoma definido como “la dificultad para la deglución”, lo cual implica la progresión dificultosa del bolo alimenticio de la boca al esófago y desde ahí, al estómago.

La disfagia o dificultad para la deglución es un síntoma muy prevalente. Un gran porcentaje de personas mayores experimentan esta sintomatología y la cifra aumenta cuando están institucionalizadas.

La disfagia afecta a grandes grupos de riesgo. Personas que han sufrido accidentes cerebrovasculares, tanto isquémicos como hemorrágicos, padecen disfagia en algún momento de su enfermedad. Los pacientes con daño cerebral traumático presentan disfagia en el 25% de los casos. La sintomatología también puede llegar a ser grave en un gran porcentaje de enfermedades degenerativas.

La disfagia orofaríngea neurógena (por daño neurológico) a pesar de la elevada morbimortalidad que conlleva y el coste sanitario que las complicaciones nutricionales y respiratorias generan, sigue estando infradiagnosticada.

Constituyen signos de alarma que deben ser consultados con un profesional de la logopedia neurológica: la tos durante la ingesta de alimentos y/o líquidos, expresiones faciales de malestar en las comidas, el rechazo a determinados alimentos, la retención de comida en la boca, los atragantamientos, los picos febriles, la pérdida de peso.

Es una labor importante y compleja del profesional de la logopedia tratar de lograr ese equilibrio entre seguridad y placer. Entre facilitar una adecuada nutrición e hidratación de una persona con disfagia, una alimentación sin riesgos y el gusto por alimentarse.

Cuando el trabajo de rehabilitación logopédica con pacientes disfágicos se orienta a asegurar la nutrición, trata de cumplir las prerrogativas que ha contraído con la salvaguarda de la vida, como compromiso médico fundamental.

Cuando este trabajo busca la rehabilitación de los procesos, medios y hábitos de alimentación ordinarios, lo que trata de restablecer son las dimensiones mismas de la personalidad, en su sentido más íntegro, que la patología ha afectado.

Compartir el artículo:

Clínica Neuronova

Centro Especializado de Atención Integral a Personas con Afectación Neurológica. Somos un centro destinado al Tratamiento y Valoración de personas con daño neurológico

Deja tu comentario aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.